miércoles, abril 15, 2009

La pluviosilla veracruzana: Orizaba

Escena del Pico de Orizaba

El pico de Orizaba (Citlaltepec o Citlaltepetl, en nahuatl) se localiza en el cruce de la cordillera llamada Eje Volcánico Transmexicano, que se extiende de Oeste-Este, y la cordillera de la Sierra Madre Oriental, que se extiende ―casi en ángulo de 45º respecto al Eje― hasta el Río Bravo, en la frontera con los EE.UU. Este volcán alcanza una altura aproximada de 5700 m. En su alrededor, y abarcando municipios del Estado de Veracruz y Puebla, se localiza el Parque Nacional Pico de Orizaba, creado por decreto presidencial en 1937 y que hoy día está cobrando mayor importancia gracias a la promoción de una cultura ecológica.


Panorama de la ciudad de Orizaba
Desde Ciudad Mendoza (Santa Rosa, para muchos) hasta Orizaba se extiende una importante área conurbada, que incluye también los municipios de Nogales y Río Blanco. Aunque Orizaba es la ciudad principal, en realidad todas estas ciudades comparten sinnúmero de hechos históricos tanto de la época de la Independencia como de la Revolución. Los cerros, como el del Borrego, y las montañas, entre las que obviamente destaca el Pico, forman parte del horizonte; este entorno favorece la aparición de fenómenos atmosféricos como el llamado "norte", que nada tiene en común con las fuertes ráfagas de viento y lluvia a las que estamos acostumbrados la gente de la costa veracruzana; más que de una neblina, se trata de una concentración de finas gotas de lluvia literalmente suspendidas.

El antiguo CEO (Centro Educativo Obrero), actual Palacio Municipal
A fines de los 1990 se trasladó el poder municipal de Orizaba a este edificio, conocido por mucho tiempo como el CEO. El terremoto de 1973 afectó parte de su estructura, pero en general salió bien librado del suceso. La política porfirista de modernización del país favoreció el surgimiento de escuelas de artes y oficios y la construcción de edificios de este tipo. Pero el sindicalismo emanado de la Revolución y el corporativismo propio del unipartidismo que dominó la escena política mexicana hasta la última década del siglo XX, aunque contribuyeron a que se diera impulso a las escuelas de obreros, redujeron al mínimo el mantenimiento de la obra de infraestructura porfirista, como parece haber sido este caso. Hoy hay voces que aseguran que hace falta un trabajo completo de restauración para el antiguo CEO.

La iglesia de La Concordia de aires góticos, bizantinos y renacentistas
No hay mejor manera de conocer una ciudad que recorriéndola a pie y sin prisas, dejando que cada vuelta de esquina y cada plaza nos revele sus secretos centenarios. Nuestra primera visión de La Concordia fue así, inesperada. Llegamos a una pequeña plaza y desde ahí pudimos admirarla. Teníamos meses viviendo en Orizaba y conocíamos ya varias iglesias, pero no teníamos la menor idea de la existencia de esta otra de arquitectura tan particular. Entonces estaba pintada completamente en blanco, no se destacaban como ahora todos sus detalles, pero era evidente que era hermosa. Las altas palmeras acentuaban sus formas orientales. Su fachada es barroca cierto, pero hay una rara mezcla de otras influencias. El nombre en sí es ya un alimento a la imaginación. El terremoto de 1973 dañó seriamente al hospital contiguo.

Edificio prefabricado de hierro colado, traido de Bélgica e inaugurado en 1894
En días de neblina y frío la torre metálica de reloj y aguja del entonces palacio municipal nos hacía soñar con un viaje, no a Brujas ni a Bruselas, sino a Londres. La torre no se aprecia en esta toma, pero está ahí donde apenas sobresale su aguja (a la derecha). El entrepiso era de madera y se estremecía ligeramente al paso de la gente que iba a realizar algún trámite al municipio. Existe una placa que en letras metálicas ofrece la historia del edificio. Fue traido pieza por pieza de Bélgica y ensamblado en su sitio actual a fines del siglo XIX, en plena época del Porfiriato. En la actualidad este edificio neogótico ha sido convertido en un restaurante y cafetería, dedicado en especial al turismo.


Fotografías tomadas del Banco de imágenes de Veracruz.

2 comentarios:

  1. hey, gracias por pasar por mi blog, soy estudiante de arquitectura y hace dos semanas fui a Boca del río, y a Veracruz de practicas, muy bonito estado....estare al pendiente :P

    ResponderEliminar