viernes, febrero 01, 2008

Símbolo de la Ciudad y Puerto de Veracruz


Fotografía de Hermilo Gómez.

Edificio del Faro Carranza. Estilo Neoclásico. Construido en 1902 por el ingeniero militar Salvador Echegaray y el arquitecto Ernesto Lattine, como parte de las obras del puerto emprendidas por la compañía inglesa Pearson & Son. Otras obras de Echegaray y Lattine, en el conjunto portuario de Veracruz, son: los Edificios de Telégrafos y Correos, y la Aduana Marítima. Todos fueron inaugurados por el entonces Presidente de México, General Porfirio Díaz.

Arquitectura e historia
Durante décadas el porfiriato representó el pasado que no habría de volver: la dictadura, y con ella la pobreza extrema del pueblo, la discriminación social y racial, la explotación del campesino a manos de los terratenientes o latifundistas, y los privilegios a los grandes capitales extranjeros. Los gobiernos revolucionarios se encargaron de eclipsar los aspectos que, contemplados desde la óptica del liberalismo de la época, podían ser considerados como fundamentales para la modernización del país. El costo social había sido muy alto, y de ningún modo debían justificarse los excesos, los abusos y los crímenes del infortunado período, pero al rechazarlo y exhibirlo como una anomalía de la historia, se dejaba de estudiar y entender una parte vital de la identidad del mexicano. Así, la historia de la arquitectura nacional se ha concentrado en las épocas prehispánica y colonial, y ha descuidado la época porfiriana, y en general el siglo XIX. La crítica de arquitectura de izquierda de los 1970 y los 1980 se interesó en el tema, pero ahora hace falta superar sus esquemas y conceptos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario