domingo, febrero 28, 2010

San Juan Volador


Ubicación de San Juan Volador. Imagen de Google

San Juan Volador se ubica en el municipio de Pajapan, Veracruz, cerca de Peña Hermosa, en la costa del Golfo de México. Es una comunidad que auna sus costumbres locales con las preocupaciones, nacionales e internacionales, por la protección del medio ambiente y de las especies en peligro de extinción. Dado el peso de la tradición indígena, podría pensarse que la juventud de San Juan Volador vive apartada de los gustos urbanos, pero no es así. Es tan moderna como cualquier habitante del mundo contemporáneo. O, habría que decir, es tan susceptible a la influencia de la moda como cualquier otra juventud de Oriente o de Occidente.


Vista de la Sierra de Santa Martha. Fotografía de Juan Antonio Vidaña

Como puede verse en la imagen anterior, la Sierra de Santa Marta se localiza al suroeste de San Juan Volador. Ella señala el corazón de Los Tuxtlas, uno de los reductos del bosque y la selva que le quedan al país. En sus estribaciones se realizan investigaciones científicas y se resguarda la flora y la fauna, en general la producción natural de la montaña. Mucho se ha perdido, pero no es poco lo que todavía puede salvarse, y no sólo en lo material, sino también en conocimientos. Los inventarios requieren de mucho tiempo y dinero, de ahí que sean lentos a pesar de que se trabaja a contrarreloj, a pesar de las nuevas políticas nacionales.


El volcán de San Martín. Fotografía de Juan Antonio Vidaña

Entre la mencionada Sierra de Santa Marta y San Juan Volador, está el volcán de San Martín. No deja de ser curioso que los antiguos habitantes de la región, e incluso todavía muchos de los actuales, prefieran llamarlo "El Cerro de San Martín". Este nombre es menos inquietante que el primero y esta disminución del peligro latente podría ser una explicación del por qué del "olvido". La otra explicación tendría que ser forzosamente la lejanía en el tiempo de la última sacudida volcánica, o la costumbre generalizada de llamar "cerro" a la elevación que se contempla a la distancia.


La playa de Peña Hermosa. Fotografía de Juan Antonio Vidaña

Para el habitante local, decir Peña Hermosa es lo mismo que decir San Juan Volador, pues la ven no sólo como una fuente de ingresos generados por el turista nacional o extranjero, sino además como el medio ambiente que les pertenece y que han de conservar. Pero no se percibe orgullo en esta identificación con la naturaleza, sino modestia, pues se sabe que la tarea es ardua y contínua, y que tendrá que pasar de padres a hijos. La política actual impide pensar en soluciones económicas tradicionales. San Juan volador tiene que desarrollarse por la vía más difícil, pero a la vez la menos contaminante.

1 comentario:

  1. Me gustó la imagen y texto sobre San Juan Volador, la ciudad debe ser muy bonita.espero un día se encuentran.

    ResponderEliminar